Especial Marvel (Fase I): Crítica de Capitán América: El primer vengador (2011)

¿Cómo estáis, super peña? Deseando que pasen estos DOSMALDITOSDÍAS, ¿a que sí? :D Nosotros también, y por eso estamos dándole duro para que nuestro Especial Marvel llegue justo a tiempo para el estreno de Los Vengadores: La era de Ultrón. Sin más dilación, os dejamos con el capi y su primera aventura ;) ¡Esperamos que os guste nuestra crítica de Capitán América: El primer vengador (2011)!

maxresdefault

Sinopsis: Steve Rogers (Chris Evans) es un joven de Brooklyn que desea alistarse en el ejército para combatir en las filas de los Aliados pero que no cumple los requisitos mínimos para ser admitido. Sin embargo, el Dr. Erskine (Stanley Tucci) ve en él un potencial distinto al del resto de soldados. Steve no sólo será admitido en el ejército, sino que formará parte de un proyecto especial que lo convertirá en el arma definitiva de EEUU en la guerra. Mientras tanto, en las fuerzas del Eje también se prepara un arma especial y devastadora.

El primer vengador destaca en esta película más por su historia que por una acción trepidante (y eso que estamos hablando de un film que fusiona elementos del cine de superhéroes y del cine bélico). Sí, claro que hay escenas de acción, peleas mano a mano, persecuciones y disparos, pero hasta que el capi demuestra su inevitable atracción hacia los escudos, no hay nada que no hayamos visto antes en películas de este talante. Al margen de ello, Capitán América: El primer vengador utiliza todo ese contexto militarista de los años 40 para adornar la explicación que da Marvel al ficticio desarrollo de la Segunda Guerra Mundial, consiguiendo una mezcla muy buena, no sólo de superhéroes e historia, sino también de distintas épocas y tecnologías (algunos nos volvemos locos con estas combinaciones).

Pcapitan-america2ero es la otra acepción de la palabra “historia” la que también hemos de destacar. Básicamente, y como era de esperar en su primera película, el Capitán América encuentra aquí su origen, además de un conflicto con su correspondiente villano. Es muy interesante el hecho de que esta película se enfoque en la personalidad de Steve Rogers, en la importancia que tienen el buen corazón y la valentía que se encuentran innatos en ese chico de Brooklyn antes de que este pase a ser un supersoldado. Con esto se nos demuestra que es Steve quién hace al Capitán América y no al revés, algo a tener en cuenta como señal de que el interior es lo que mueve a un verdadero héroe y no sólo sus músculos o artefactos (aunque ayudan bastante, por supuesto). De hecho, y siendo esto contrario a lo que cabría esperar con ese nombre de superhéroe, la película no es tan patriótica como podría serlo e incluso crítica este aspecto, dejando claro que Steve no hace todo lo que hace sólo por la nación, sino porque tiene unos sentidos del deber y del bien congénitos a los que puede dar una forma mucho más efectiva gracias al Suero del Súper Soldado y que, en este caso, se cumplen luchando por su país.Captain America: The First Avenger

Pero dejemos de alabar (merecidamente) al protagonista y hablemos del resto del reparto, que es bastante completo y que consta de algunas caras que ya han iluminado la nuestra antes con sus interpretaciones en la gran pantalla. Nuestro siempre imponente Tommy Lee Jones (que incluso aquí sonríe mucho más que en cualquiera de las de Men In Black) como el Coronel Chester Phillips; el polivalente Hugo Weaving (y su famosa cara de mala leche) como Johann Schmidt/ Cráneo Rojo; Hayley Atwell como Peggy Carter, en el ojo de mira de los entendidos en cine desde Retorno a Brideshead; y unos desapercibidos Richard Armitage (el asesino del Dr. Erskine) y Jeena Coleman (una de las amigas que van con Bucky y con Steve a la feria). Capitán América: El primer vengador es una película de superhéroes bastante buena, una adaptación decente del cómic (las diferencias se salvan bien), con un buen ritmo que no permite el aburrimiento durante mucho tiempo, con sus apropiados y oportunos toques de humor y drama, y con un protagonista carismático que sí se gana el título que se le adjudica. A pesar del abuso de algunas explosiones (y saltos, muchos saltos. Todo el mundo salta), incluso los efectos están bien conseguidos y no se hacen pesados en su uso. Quizás no sea nada del otro mundo, ni tenga nada que no nos pueda ofrecer una película al estilo Resistencia, pero el capi pega con fuerza, mucha fuerza, y sabes que sus puñetazos son distintos.

Nota: 8/10

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cómics, Cine y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s