¿Qué pasó con Danny Rand?

por Luis Casanova

Ha pasado un año desde que Marvel colocó en Netflix al último integrante de The Defenders. Iron Fist no gozó de muy buenas críticas en general. De hecho, varios medios (La Nación, Business Insider, La Cosa Cine y Screencrush entre otros) la posicionan como la peor serie de televisión producida por Marvel hasta la fecha junto a Marvel’s Inhumans. Las primeras opiniones antes del estreno, basadas en los primeros seis capítulos, ya eran nefastas o expresaban una agria decepción en comparación con las expectativas que había levantado la serie del maestro de las artes marciales definitivo. Y es aquí donde quiero hacer la pregunta del millón: ¿realmente fue una mala serie o nos encontramos ante otro caso de frustración originado por unas ganas que terminan superando al producto original? ¿Por qué no se ganó el mismo cariño que Daredevil, Jessica Jones o, como mínimo, Luke Cage?

Se supone que Iron Fist iba a ser la serie más “mística” de las cuatro que Netflix había gestionado por aquel entonces y debía ser crucial para la trama de La Mano que vimos nacer en la segunda temporada de Daredevil. Matt Murdock y Elektra ya se las habían visto contra un caso de esclavitud y tráfico de drogas que terminó desembocando en algo mucho mayor. Si teníamos el principio de un “qué”, Iron Fist nos traía el “cómo”, el “dónde” y, sobre todo, el “quién” y algunos visos del “por qué”. A nivel argumental, la serie divide sus tramas en Industrias Rand, Harold Meachum, el pasado de Danny y, finalmente, La Mano y Madame Gao.

El producto final de esta mezcla es bueno, pero con matices. Tenemos unos villanos convincentes, de personalidades fuertes y mucho más imponentes que sus homónimos en el cómic. El enlace y los datos aportados sobre la trama de La Mano son completos y nos preparan perfectamente para lo que vendrá a continuación (independientemente de lo que nos cuenten más tarde en The Defenders, el contexto está bien construido). La línea argumental referente a Industrias Rand y los hermanos Meachum es atractiva, consiguiendo hacernos partícipes de la situación empresarial e incluso llegando a entender los motivos de estos para no querer incluir a Danny en sus planes. Sin embargo, es precisamente con el protagonista donde todo se vuelve más complejo.

Iron-fist-whitewashing-netflix_750x500

Nos presentan a un personaje obcecado y con problemas derivados de un trauma que aprendió a dominar las artes marciales hasta tal punto que logró superar una prueba casi divina para hacerse con el Puño de Hierro. Quizás en un intento de realzar la parte de Danny que se topa con el mundo real después de tanto tiempo, Iron Fist termina siendo un personaje inexperto, impulsivo y poco razonable. Después de lo que significa convertirse en el Puño de Hierro de K’un-Lun, cabría esperar que no tuviera tantas complicaciones a la hora de gestionar sus emociones o salir airoso de determinadas situaciones como el héroe superlativo que se supone que es, pero no. Danny Rand es un personaje que nunca deja de aprender. Esa inexperiencia se une a las fuertes convicciones que le llevan a querer cumplir sus objetivos, lo que termina estallando al final de la serie en un dramático choque de realidades y sentimientos. El protagonista tiene mucho que aprender, y darnos a un Iron Fist experto sería ponerlo por encima de sus otros tres compañeros. Es una simple cuestión de guión y adaptación, a pesar de que pueda dejarnos una sensación de vacío a priori cuando nos presentan al personaje.

La serie es lenta y avanza a pasos pequeños, de una manera equiparable a Luke Cage. En cuanto al tono, es cierto que dista de las otras tres. Son series de superhéroes que no lo parecen, donde la superfuerza, la resistencia sobrehumana y los sentidos ultra desarrollados terminan en un plano más alejado, casi quedando como leves alarmas que nos recuerdan ante qué tipo de persona nos encontramos. Evidentemente, cuando tu puño se ilumina y adopta la fuerza de un yunque, es difícil obviar que tus habilidades especiales provienen de alguna fuente sobrenatural.

Con Luke Cage, Jessica Jones y Daredevil sabíamos que veríamos a personas con ventajas notables respecto al resto pero que no llegaban al nivel de los poderes de las películas del MCU, y es eso lo que hace a estas series especiales. Nos encontramos con personajes que, lejos de tener su vida resuelta, cuentan con unas capacidades que se convierten casi en una carga de su día a día. Con Iron Fist no se trata de mantener esa mecánica pero tampoco llega a ser algo más. Sigue teniendo unas capacidades vinculadas a un hecho traumático, como los otros tres, pero estas se convierten en su propósito vital. Cada una de estas series tiene su tono, llevando al espectador por un camino de valores y temas bastante distintos entre sí. Sin embargo, mientras las tres primeras se mueven entre la acción y el drama, ésta última prueba con una ciencia ficción casi fantástica: resurrecciones, dragones, ciudades legendarias secretas, puños que se iluminan, etc. Esto hace que entre en disonancia con lo que esperábamos de las otras producciones de Netflix-Marvel.

aqa_016

Después de todo ello, como decíamos al principio de la entrada, no era raro que una conversación sobre cualquier otra de las series de esta casa terminara con un “mejor que Iron Fist seguro”. The Defenders tampoco fue el hit que se esperaba y eso no mejoró la posición de Rand en el elenco, pero nunca se pierde la esperanza cuando hablamos del MCU. No parece que vaya a ser algo que tenga lugar próximamente, pero quizás después de sus segundas temporadas nos encontremos con una sorpresa llamada Heroes de Alquiler. Es mi apuesta personal. Siendo francos, no sería ninguna locura aunar las dos series más “flojillas” del cartel aprovechando que los dos protagonistas han compartido viñetas durante tanto tiempo (en la actualidad hasta hace muy poco, de hecho). Explotar la amistad entre estos dos personajes y llevar sus aventuras por otros derroteros significaría una nueva vía con la que desarrollar temáticas más cercanas a la comedia, así como una acción conjunta como la que pudimos probar en la segunda temporada de Daredevil con Punisher y el hombre sin miedo.

No dejaría de ser, además, la opción más rentable. Fusionar dos series que han tenido críticas de “meh” para abajo sería asegurar el colchón en caso de recaída. Sin embargo, con un par de vueltas al guión y un argumento que, de forma paralela al conflicto principal, se enfoque en la construcción de ambos personajes y su relación, podríamos tener un crossover bastante interesante sobre un dúo muy versátil.

 

Anuncios

2 comentarios en “¿Qué pasó con Danny Rand?

  1. Diego Revelo dijo:

    Pese a todo (Aclarando que la serie de Iron Fist no me pareció un desastre desastre y que Danny, pese a su carácter no me ha terminado molestando tanto), al menos a mí me sigue pareciendo que el verdadero problema de ésta (y de paso Defenders) es que el propio argumento y su propia tónica “mística” es lastrada por la falta de presupuesto y que intente camuflarlo con el “cuenta y no muestres”.
    Con la falta de estímulo visual y lo del regular trabajo en las peleas, creo que así como está es muy complicado encontrar de dónde agarrarse a esta serie, mucho menos teniendo un protagonista así de… verde… ¿No? Okay u_u

    Me gusta

  2. Novalive (@LuisNovalive) dijo:

    Totalmente, Diego.El hecho de que estas dos series deberían haber sido muy visuales en cuanto a su aspecto místico y, en su lugar, utilizaran varios obstáculos para no tener que enseñar nada en exceso deja una sensación fatal. En ambas ocasiones todo parece indicar que vamos a ver un dragón, por ejemplo, y evidentemente lo único que tenemos al final son artimañas para no tener que enseñar lo que no se pueden permitir. No hay problema si no hay suficiente presupuesto, pero en ese caso podrían haber gestionado el guión de manera que no fuera necesaria tanta vuelta de tuerca.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s