Marvel Studios, Camino al Infinito parte III: Nuevos héroes y la revolución de un género (2011-2012)

por Mario Gómez

Poco a poco, sin prisa pero sin pausa, vamos avanzando en nuestro viaje por la historia de Marvel Studios al tiempo que van pasando las semanas hasta Infinity War. No sé vosotros, pero yo ya estoy salivando por la culminación de la década que repasamos con estas entradas, y escribirlas es un ejercicio que me viene muy bien para prevenir el infarto por sobredosis de hype, así que sin más dilación, vamos con la tercera parte.

Anteriormente hablábamos de los estrenos de El Increíble Hulk y Iron Man 2 y de cómo Disney compró Marvel Entertainment en una maniobra empresarial que dio muchísimo de qué hablar. Hoy, además de echar un vistazo a la producción y la recepción de Thor y Capitán América: El Primer Vengador, veremos el verdadero primer impacto de aquel movimiento: una superproducción que haría historia y cambiaría el panorama de Hollywood en los años siguientes. Una culminación inmejorable para un plan de cuatro años y cinco películas. Un fenómeno sin precedentes que muchos intentarían imitar, hasta ahora sin éxito. Hoy hablaremos de Los Vengadores.

tumblr_osg3pg4jbq1ublgleo2_r2_500De esto que quedas con tus colegas para salir, “pero de tranquis”.

Para ello, y como es ya habitual, dividiremos la información de esta entrega en tres apartados que abarcan tres películas: la del dios de los martillos del trueno, la del supersoldado superbuenazo y La Que No Decepciona, Rompedora de Récords y Madre de Superhéroes.

1. Thor, indigno pero poderoso

Casi un año ha pasado desde el estreno de Iron Man 2, y en Marvel Studios respiran cada vez con más tranquilidad. Sus tres películas hasta ahora no sólo han cubierto los gastos, sino que están generando beneficios suficientes para financiar los futuros proyectos planeados. Lejos quedan ya aquellos tiempos inciertos en los que un fracaso podía suponer la muerte del estudio y la pérdida de los derechos de sus personajes, de modo que siguen adelante con la primera película que nos llevaría más allá del planeta Tierra: Thor.

Thor era una película que llevaba mucho tiempo cociéndose, pero nadie parecía dar con los ingredientes adecuados de la receta. El mismísimo Sam Raimi (director de la trilogía original de Spiderman) intentó vender a la Fox y a nada menos que Stan Lee su idea para una película del dios del trueno en 1991, pero aquello no cuajó, en parte por las limitaciones tecnológicas y presupuestarias propias de la época. Tras el éxito de X-Men (2000) y Spider-Man (2001), fue Sony el estudio que se hizo con los derechos para una adaptación cinematográfica del personaje* e incluso llegaron a negociar con David S. Goyer (guionista de Man of Steel y Batman v Superman, entre otras) para que dirigiese el proyecto. Sin embargo, se conoce que los ejecutivos de Sony estaban muy ocupados curándose los calambres severos y las lesiones graves en las manos de tanto contar los billetes provenientes de la trilogía de Spiderman, porque nunca salió adelante y Paramount compró los derechos de producción y distribución en 2006. Tras todo este vaivén empresarial, y después de que Matthew Vaughn fuese por fin elegido como director, nació Marvel Studios y el panorama cambió hasta el punto en que decidieron que Thor se estrenaría en 2010, y que sería Iron Man 2 la película que introduciría al Dios del Trueno en el recién llegado MCU.

giphyDescripción gráfica de lo que pasaba con cada nuevo estudio o director que intentaba sacar adelante la película de Thor.

Incluso ese plan cambiaría un tanto, ya que quien debutó en Iron Man 2 fue la Viuda Negra y la conexión de esa película con Thor no fue más allá de la escena postcréditos con el agente Coulson llegando al lugar de impacto del Mjolnir en Nuevo México. La producción se retrasó debido a un último baile de directores, entre los cuales se barajó a Guillermo Del Toro, hasta dar con Kenneth Branagh como elección final a finales del año 2008. Para mediados de 2009 el casting avanzaba a toda máquina, con Tom Hiddleston como favorito para interpretar al Dios del Trueno. Sin embargo, Sarah Halley Finn, directora de cásting de todas las películas del MCU (salvo El Increíble Hulk) y por tanto responsable de probablemente las mejores decisiones de casting del género, tenía algo que decir sobre ello tras ver el video de prueba del actor británico como Thor, que podéis ver aquí:

“Ese no es Thor, ese es Loki“, pensó ella de inmediato. Y, como ya es costumbre, acertó: Loki es a día de hoy uno de los villanos más populares ya no sólo del MCU sino de cualquier saga de películas superheroicas. Tom Hiddleston fue por tanto el primer actor confirmado de la película, y el papel de Thor, como ya sabemos, también fue un disparo al centro de la diana con Chris Hemsworth (aunque también sonó con fuerza el nombre de su hermano menor, Liam). La producción salió adelante una vez estuvo reunido el resto del elenco, con un presupuesto de 150 millones de dólares y sin problemas fuera de lo ordinario, y así el 6 de mayo de 2011 se estrenó en los EEUU (una semana antes en España). De hecho, en Marvel Studios tenían tanta confianza en la película que un mes antes de su estreno, Kevin Feige anunció que Thor volvería a tener una película en solitario tras Vengadores. En cuanto a la recepción, Thor tuvo unas críticas mayoritariamente positivas, a pesar de estar considerada hoy día como una de las cintas más flojas de todo el MCU (lo cual habla más a favor del resto que en contra del dios del trueno) y consiguió una recaudación total de casi 450 millones de dólares. Así, una vez más Marvel Studios conseguía una buena tajada de superávit que podría invertir en las siguientes entregas.

Loki and Thor as children and Thor's coronation.“Ni ‘celebración excesiva’ ni leches, ¿tú ves los números que estamos haciendo? ¡Que corra la birra!”

2. El Hombre Estrellado y su Plan

Antes de entrar al tema de su película del MCU, lamento profundamente tener que informaros de que aquel no fue el primer largometraje del Capitán América. Tal vez no lo sepáis, pero en la década de los 70 el Capi tuvo dos películas, y una más en 1990. Las tres son horribles, pero esta última es especialmente cutre e involuntariamente autoparódica. Si un día os apetece echar un rato de reír por no llorar, os invito a que le echéis un ojo: ver al Capitán América fingir marearse en el asiento de copiloto de un coche sólo para engañar al conductor y robar dicho vehículo es algo fascinante.

mv5bmdzindfkmgmtm2qwmy00mzflltgzy2qtodyzoty2ztewzte2xkeyxkfqcgdeqxvyntc4njg5mja-_v1_“¿Que le pongamos orejas de plástico pegadas en la capucha? No sé yo si… bueno, tenéis razón, seguro que no se nota nada”.

Alejémonos de esa época del terror y volvamos al MCU. Como ya ocurriese en 2008, la segunda película de Marvel Studios del año 2011 llegó apenas unos meses después de la primera, y esta era una importante. Después de todo, Capitán América: El Primer Vengador nos presentaba al líder de los Vengadores y el símbolo del Superhéroe Americano que lucha por La Justicia (con permiso de Superman), y la cinta tenía que conseguir también que nos olvidásemos de las versiones de los 70 y los 90. Era muy importante, pues, acertar de pleno con el casting y el origen del personaje de modo que resonase con la audiencia de cara a películas venideras. Una vez más, Sarah Finn obró su magia y vio en Chris Evans el perfecto Steve Rogers entre cientos de posibles candidatos. Aunque hoy nos cuesta imaginar al Capitán con otro rostro, lo cierto es que no fue fácil conseguir que el bueno de Evans firmase, ya que existían muchos factores en su contra. Para empezar había conflictos de horario: Evans ya había firmado para grabar la comedia What’s Your Number? y le resultaría difícil compaginarla con una superproducción como El Primer Vengador. Además, el actor no estaba convencido de firmar un acuerdo con Marvel que le comprometiera para múltiples películas y bastantes años en un mismo papel, sobre todo teniendo en cuenta sus experiencias previas con franquicias Marvel en Los 4 Fantásticos. Los fans tampoco estaban convencidos, ya que Evans por entonces tenía fama de ser el estereotípico actor de comedia Hollywoodiense que a priori no parece ideal para un personaje como Steve Rogers. Su infame papel como Johnny Storm tampoco ayudó a calmar las inquietudes del público.

13-chris-evans“¡De Un Cuarto a Héroe, en un pis pás!”.

Finalmente Evans firmó, y aunque en el pasado ha mostrado públicamente su miedo a encasillarse y sus ganas de dejar de actuar y dedicarse a la dirección, últimamente parece más encariñado con su personaje y dispuesto a negociar más películas con Marvel (aunque por otra parte, no sabemos con certeza cuántas le quedan, en teoría su contrato expira con Vengadores 4). De cualquier forma, el casting se completaría con Hugo Weaving en el papel de Elrond McHydra Cráneo Rojo, una enorme Hayley Atwell como Peggy Carter y Sebastian Stan en la piel de Bucky (con un contrato increíblemente largo, nueve películas de las cuales llevamos cuatro contando Infinity War), entre muchas otras estrellas. Como ya iba siendo costumbre, Samuel L. Jackson también se asomó para un cameo que conectaría El Primer Vengador con lo que estaba por venir.

En cuanto a la producción, originalmente estaba planeado (¿recordáis el plan de diez películas de 2005?) que el MCU abriese en 2008 con una película sobre el Capitán América ambientada a medias entre la Segunda Guerra Mundial y la actualidad. Jon Favreau se ofreció como director, vendiendo su idea de una comedia con el Capitán como protagonista, pero el estudio la rechazó y fue entonces cuando se pensó en él para dirigir Iron Man. Este cambio de planes provocó el retraso de Capitán América: El Primer Vengador hasta 2011 y Favreau lo intentó de nuevo entonces, pero en Marvel Studios prefirieron que se encargase de Iron Man 2.

maxresdefault1Mira Jon, hijo, que no. Tú ahí con Iron Man tranquilito.

Finalmente, la labor de dirección cayó sobre Joe Johnson y los encargados de escribir el guión de la película fueron Christopher Markus y Stephen McFeely, dos nombres realmente importantes en el MCU ya que son suyos todos los guiones de la trilogía del Capitán… y también los de Vengadores: Infinity War y 4. Algo estarán haciendo bien.

Antes del estreno hubo rumores de que el título de la película cambiaría para ser simplemente El Primer Vengador, de modo que hubiese menos problemas en el mercado internacional al no llevar las palabras “Capitán América” en el título. Sin embargo, cuando le preguntaron sobre esto, Kevin Feige se mostró confiado en que la marca de Marvel tendría potencia suficiente como para sobreponerse a las posturas anti-Estados Unidos y en que el público estaría entusiasmado por ver una película con Steve Rogers como protagonista. Huelga decir que no se equivocaba: la cinta tuvo una recepción crítica más positiva que la de Thor, y aunque hizo una taquilla algo menor (370 millones de dólares globales sobre un presupuesto de 140 millones), en Marvel Studios percibieron los resultados como un nuevo éxito. Aún no se habían producido pérdidas en el MCU y el acuerdo con Disney proporcionaba un extra de confianza para la siguiente película.

3. Vengadores, reunidos.

Es difícil hablar de Los Vengadores sin dejarse llevar por la emoción. Es una película que marcó un antes y un después ya no sólo en el mercado y en el cine de superhéroes, sino en la vida de muchas personas entre las que me incluyo. Sin embargo, hoy toca ser fríos como el hielo y limitarnos a los hechos, o al menos intentarlo (para valoraciones y grititos de fanboy sin autocensura podéis dirigiros a mi twitter).

Los Vengadores, cuyo título oficial en Europa es Los Vengadores de Marvel a causa de Movidas Legales con una serie británica llamada precisamente Los Vengadores, es un proyecto que como ya dijimos en anteriores entradas llevaba fraguándose desde 2005, el año del pacto de diez películas con Merrill Lynch. Hablamos de una película cuya idea ha estado rondando las cabezas pensantes de Marvel Studios desde la época en que Avi Arad aún estaba entre ellas, con su respectiva y casi obligatoria ruleta de guionistas y equipos creativos. Para cuando por fin llegó el momento de comenzar la producción en 2010, la situación de Marvel Studios era radicalmente distinta: sus primeras incursiones en Hollywood fueron todo un éxito, ya no estaban atados por el pacto Merrill Lynch y Disney había comprado Marvel Entertainment. Dijimos sobre esta compra que el gigante de Hollywood había decidido respetar los contratos que ya estaban vigentes en el momento de la compra, pero existen ciertos matices: no pudieron resistirse a invertir un poco más de dinero para hacerse con los derechos de Los Vengadores y Iron Man 3, las dos últimas cintas que estaban comprometidas con Paramount para su distribución. De esta manera, Capitán América: El Primer Vengador fue la última película del MCU en ser distribuida por Paramount, pero su logo sigue apareciendo en el principio de Los Vengadores y Iron Man 3 porque según parece era una de las cláusulas del contrato (además de un 8% de las ganancias de ambas películas en taquilla, todo sea dicho).

paramountpictures-im2“Venga va, Disney, si os ponéis así distribuís vosotros pero por lo menos dejad nuestro logo al principio, que se note que estuvimos aquí”.

Una vez Los Vengadores estuvo en manos de Marvel Studios bajo el mando de Disney, no había ninguna prisa por estrenarla. Se tomaron su tiempo para contar las historias de origen de cada superhéroe y presentar así a todos los miembros de los Vengadores y de SHIELD antes de lanzarse a la piscina, de modo que para cuando a mediados de 2010 se anunció que Joss Whedon sería el encargado de escribir y dirigir el colosal proyecto, el casting principal estaba ya atado y bien atado gracias a este acercamiento paciente y cauteloso. Todos los actores protagonistas (salvo Edward Norton, que como vimos en la anterior entrada fue sustituido por Mark Ruffalo) repetirían sus papeles y en abril de 2011, una vez todos habían terminado sus películas individuales, empezaron la producción de Los Vengadores.

El rodaje tuvo lugar en emplazamientos como una de las calles principales de Cleveland que se transformaría en Manhattan en postproducción para la batalla final, unas instalaciones de la NASA en Ohio que harían las veces de cuartel de SHIELD o la propia ciudad de Nueva York, donde el equipo de grabación pasaría tres días tomando planos generales de la isla de Manhattan que se aprovecharían en el montaje definitivo. La decisión de incluir a Thanos como villano en la sombra y primera escena postcréditos fue de Joss Whedon, con el permiso y la aprobación de Kevin Feige y el comité creativo de Marvel Studios para establecer al Titán Loco como el gran enemigo al que un día los Vengadores tendrían que enfrentarse. En cuanto a la segunda escena después de los créditos, la famosa reunión en el restaurante de Shawarma, se rodó de hecho un día después del primer pase mundial de la película, el 12 de abril de 2012, y Chris Evans tuvo que llevar una barbilla prostética para ocultar la barba que se había dejado crecer desde el final de la fotografía principal de la película.

steve-rogers-1512151772Que ya podían haberle dejado conservar la barba, porque *graznido de avutarda en celo*.

Alan Silvestri se ocupó de la banda sonora, y compuso junto a la Orquesta Sinfónica de Londres el ya archiconocido tema de los Vengadores en los estudios Abbey Road. Joss Whedon alabó el trabajo de Silvestri desde la primera escucha, alegando que tenía un aire clásico que transmitía de forma muy eficiente el sentimiento de épica y grandeza que la película quería evocar en la audiencia.

La maquinaria del marketing empezó a funcionar a plena potencia desde bien temprano: en la Comic-Con Internacional de San Diego (en adelante, SDCC) de 2010 se presentó el proyecto de forma oficial por primera vez junto a un pequeño teaser en el que se escuchaba la voz de Samuel L. Jackson y se presentaba al elenco de actores que compondrían a los Vengadores.

 

Por 2010 ya nos volvían locos, y eso que no teníamos ni idea de la que se nos venía encima.

En la SDCC de 2011, sin embargo, Los Vengadores no estuvo presente, ya que según un comunicado de Marvel Studios no tenían el suficiente material listo como para satisfacer las expectativas del creciente hype que la película generaba en los aficionados del género. A partir de entonces hubo vistazos exclusivos y entrevistas en determinados eventos como la D23 o la Comic-Con de Nueva York (NYCC), pero el primer trailer llegaría a las plataformas públicas  el 11 de octubre de 2011, rompiendo récords de likes y visualizaciones online a diestro y siniestro.

Por supuesto, toda la paciencia, el tiempo, el esfuerzo y el dinero invertidos en la película dieron sus frutos. Tras ver la luz por fin en su estreno mundial el 4 de mayo de 2012 (aunque en España la tuvimos una semana antes, como es ya tradición), Los Vengadores se convirtió en un éxito rotundo, masivo e inmediato. La opinión de la crítica, tanto profesional como de los espectadores, fue casi universalmente positiva y a día de hoy se la sigue considerando como un referente y una de las mejores obras del género. En cuanto a la taquilla, fue una auténtica colección de récords en el momento de su lanzamiento: el mejor fin de semana de estreno de la historia en EEUU con 207 millones de dólares, la mejor recaudación de una película de superhéroes con 623 millones totales… sin embargo, sus números más impresionantes se encuentran a nivel global. En todo el mundo, consiguió un total de algo más de 1.500 millones de dólares, convirtiéndose así en la tercera película más taquillera de la historia, sólo por detrás de Titanic (2.187 millones) y Avatar (2.788 millonazos). A pesar de que a día de hoy ha sido superada por Star Wars: El Despertar de la Fuerza y Jurassic World, sus cifras dan auténtico vértigo, sobre todo si miramos unos diez años atrás en el tiempo y recordamos la precaria situación de Marvel que comentábamos en la primera entrada de esta serie.

avengers_premiere_7 “Venga gente, pedid por esa boquita que hoy invita Kevin”

Con todo, la importancia de Los Vengadores es capital incluso si dejamos de lado los (estratosféricos) números. El acercamiento de Hollywood a los blockbusters y las franquicias más famosas y millonarias cambió desde la llegada de esta película, de modo que ahora todas las grandes sagas de aventuras y acción quieren tener su propio “universo compartido“, en un intento de repetir la fórmula del éxito de Marvel Studios. Puede debatirse largo y tendido sobre si esta sacudida del paradigma ha sido para bien o para mal, pero es innegable que desde la llegada de Los Vengadores, el mundo del cine occidental no ha vuelto a ser el mismo.

Como no podía ser de otra forma, otro de los cambios que propició el éxito sin precedentes de Los Vengadores fue la periodicidad de los lanzamientos de Marvel Studios, y desde 2012 no hemos tenido un sólo año sin al menos un nuevo gran éxito del MCU. En la próxima entrada hablaremos precisamente de los siguientes, aquellos que constituyen las bases de lo que sería la Fase 2 del Universo Cinematográfico Marvel.

*Fe de erratas: en la primera entrada de esta serie dijimos que Sony no llegó a hacerse con los derechos de Thor, cuando en realidad pasó como con New Line y Iron Man, a saber, los tuvieron pero nunca llegaron a usarlos. Ya hemos modificado la frase errónea de la primera entrada.

Fuentes

Animal Político sobre el fenómeno de Los Vengadores

CinemaBlend comentando el cameo de Ojo de Halcón en Thor

Deadline sobre los récords de Los Vengadores

Del Toro habla de su relación con Marvel en 2011

Den of the Geek explica cuánto le queda a cada contrato de Marvel Studios

Entrevista a Tom Hiddleston en 2010 sobre Thor

Gizmodo sobre los contratos de Sebastian Stan y Chris Evans

Joss Whedon y Kevin Feige en una entrevista sobre la postcréditos de Vengadores

New York Times: titular sobre los primeros números de Los Vengadores en taquilla

Retrospectiva en video del MCU, por el canal ComicbookCast

ScreenRant sobre la elección de Chris Evans como Capitán América

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s