Especial Marvel (Fase I): Crítica de Iron Man (2008)

Pero chicos, ¿somos conscientes o no? ¡que abril YA ESTÁ AQUÍ, a la vuelta de la esquina! Nuestra necesidad y ansias de  Avengers: Age of Ultron crecen a un ritmo desenfrenado, y sabemos que vuestras ganas no son menos. No se nos ocurre una mejor manera de quitarnos el mono de Marvel que haciendo un recorrido crítico (a modo de especial, que nos molan mucho estas cositas a nosotros) por la primera y la segunda fase de este genial universo cinematográfico. Sin más dilación, damas y caballeros, damos comienzo a nuestro Especial Marvel, y… ¿cómo dices J.A.R.V.I.S.? ¡Ah, si! Que empezamos con la crítica de Iron Man (2008) ;D ¡Disfrutadla!

superheromadnessmcu4

Sinopsis: El genio multimillonario Tony Stark (Robert Downey Jr.) es atacado y secuestrado en un viaje a Afganistán. Sus captores le obligarán a desarrollar un arma para ellos, pero en lugar de eso, Tony Stark utilizará su ingenio para crear una armadura que le ayude a escapar. A partir de estos acontecimientos, el famoso empresario tomará una serie de decisiones y terminará convirtiéndose en Iron Man. 

El éxito de Iron Man en la gran pantalla no vino de serie. Como es normal, las expectativas que circulaban en torno a la primera entrega por parte de la franquicia Marvel, quien había anunciado allá por el 2005 que se convertía en la productora de sus propias películas, se movían entre el hype (esa palabrita que tanto nos gusta ahora) y el miedo, ambos incontrolables y deseosos de una base firme sobre la que asentarse. Al fin y al cabo, ¿qué se le podía pedir a una película de superhéroes si no era acción por un tubo, un malo malísimo y una historia sensacional sobre el protagonista? Tan mal no lo haría Marvel como productora, ¿no?

Tony_StarkPero la cosa iba más allá. Iron Man no era, por así decirlo, uno de los superhéroes favoritos del universo Marvel. Spidey o los X-Men se llevaban el abrazo de los fans por goleada y Iron Man se quedaba en un plano un poco más serio, derivado quizás de aquellas líneas de su temática tan ligadas a la Guerra Fría. Era uno de los varios motivos por los que la llegada del hombre de hierro al cine creaba esa especie de mezcla entre reticencia e intriga. Sin embargo, el destino quiso que el papel de Tony Stark fuera interpretado por Robert Downey Jr. A día de hoy, no imagino un actor que pueda encarnar tan bien al playboy, filántropo y genio multimillonario de Marvel. O por lo menos, no imagino uno que se adapte tan bien al estilo que ha ido marcando la productora.

tony_yinsenIron Man resulta ser una férrea adaptación (nunca mejor dicho) de los orígenes del superhéroe. Los detalles que se omiten o cambian son más curiosos que importantes, como por ejemplo, el hecho de que en la película Tony Stark sea atacado en Afganistán y no en Vietnam, donde recibe el daño de la explosión según el cómic. Pero a fin de cuentas, el grueso de la cinta queda intacto. El secuestro que sufre Tony, la muerte de su compañero y la consciencia de que muchos de sus inventos son utilizados para hacer verdadero daño en el mundo se convierten en el punto de inflexión en la vida del ingeniero. Las vivencias cruciales que desembocan en la decisión del protagonista de convertirse en un superhéroe.

Robert (basándose en su correspondiente guión, obviamente) le da todo el carisma que quizás le faltaba a ese Tony Stark primigenio, cuyo sentido del humor tampoco es que se excediera mucho más allá de un par de comentarios irónicos. Sus chistes y bromas al estilo del trepamuros, pero con un carácter más adulto, son los puntos que potencian la segunda mitad de la película, junto con la evolución de la armadura. Desde la Mark I que construyen como bien pueden Yinsen y Stark, pasando por la exitosa prueba de vuelo con la mejorada Mark II y llegando a nuestra amada, dorada y flamante Mark III (no me advirtieron de que la escena del ensamblaje de la armadura en el cuerpo de Tony podía hacer que acartonara mis pantalones).

????????????

Con todo esto, Iron Man lleva más equipaje que una simple película de superhéroes. Consta de todas las características que puede tener una película de este estilo, a grandes rasgos. Y no es que sólo Robert Downey Jr. se luzca en ella, pero el resto de personajes llama más la atención por el reparto en sí que por la interpretación, como vemos con la preciosa Gwyneth Paltrow, o con un imponente (y calvete) Jeff Bridges como villano. Sea como sea, tener una presentación tan brutal como la tiene este personaje en el mundo cinematográfico de Marvel (a ritmo de Back In Black, como para no romper la pana, vaya) hace que Iron Man gane muchos puntos, y es ahí donde reside su inesperado éxito.

Nota: 9/10

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cómics, Cine y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s