Especial Tierra Media| El Señor de Los Anillos: El Retorno del Rey (2003)

¡Buenas, atarcades! (¿Que qué ha pasado con “atarcademaníacos”? Nada, simplemente nos gusta ir probando :D). Hoy vamos con la joya de la corona (nunca mejor dicho), El Retorno del Rey (2003), la tercera parte y conclusión de la trilogía de El Señor de los Anillos. De esta forma, acabamos las críticas de esta saga llevada al cine por Peter Jackson y comenzamos (mañana mismo) con las de El Hobbit, para llegar así a criticar también la tercera parte de esta segunda trilogía, que se estrena este miércoles 17. Antes de comenzar, volvemos a avisar sobre los posibles spoilers (sobre todo en la sinopsis) si no habéis leído/visto Las dos torres. Aclaradas estas cosillas… ¡Vamos a la crítica en cuestión! ¡Por Frodo!

Tras la derrota de las fuerzas de Saruman en Isengard y el fracaso en la batalla del Abismo de Helm, Sauron decide lanzar un ataque decisivo contra Gondor, cuyo trono será reclamado por Aragorn (Viggo Mortensen). La Compañía se dividirá una vez más con el fin de conseguir aliados y prepararse para la batalla final. Mientras tanto, Sam (Sean Astin) y Frodo (Elijah Wood) seguirán guiados por Gollum (Andy Serkis), acercándose al Monte del Destino a través de un camino cada vez más complicado y peligroso.

Veo en vuestra mirada el miedo que encogería mi corazón. Pudiera llegar el día en que el valor de los hombres decayera, en que olvidáramos a nuestros compañeros y se rompieran los lazos de nuestra comunidad; pero hoy no es ese día. En que una horda de lobos y escudos rotos rubricaran la consumación de la Edad de los Hombres. ¡Pero hoy no es ese día! ¡En este día lucharemos! ¡Por todo aquello que vuestro corazón ama de esta buena tierra, os llamo a luchar! ¡Hombres del Oeste!

El discurso pronunciado por Aragorn a las puertas de Mordor representa casi perfectamente el desenlace de esta maravillosa trilogía. En una palabra: épico. Ésta palabra está, a mi parecer, muy saturada en la actualidad. Pero si hay algo que realmente puede estar considerado dentro de este colectivo, algo que roza lo fantástico de una manera tan realista que lo hace casi tangible, de la misma forma que la épica grecolatina, es esta película. Peter Jackson da rienda suelta a su imaginación y consigue plasmar con exactitud la batalla por las razas libres de la Tierra Media en un largometraje que se disfruta con cada segundo desde su comienzo.

frodo-the-lord-of-the-rings-the-return-of-the-king-el-retorno-del-rey-2003

El viaje de Frodo y Sam llega a su fin, así como las aventuras de La Compañía del Anillo y seguramente (evidentemente, si no se ha leído las novelas de Tolkien) no de la forma que espera el espectador. Sin perder ningún elemento de los que ha mantenido la trilogía en todo su transcurso (una iluminación, escenarios y vestuario cuidados hasta el más mínimo detalle; interpretaciones de la mano de actores que parecen los propios personajes saliendo del libro para representarse a ellos mismos; una banda sonora que convierte al público en el reflejo de los sentimientos emitidos por los personajes y que se eleva con la fuerza de la propia película; etc.), nos hallamos en el crescendo de la historia. Batallas emocionantes con la acción en su máximo exponente, acompañadas de la tristeza por los caídos y la alegría por los vencedores, sin olvidar ciertos toques de humor para aminorar la tensión, el suspense y liberar los nervios en su justa medida.

el-senor-anillos-el-retorno-del-rey-favorita--L-4zA4KY

No sólo son batallas épicas y una guerra fantástica las que tienen lugar y primacía en esta película, ya que también tienen su desenlace y gran importancia los conflictos internos tanto de los personajes como del público con estos mismos. El director de la saga ha conseguido incluir momentos decisivos en su adaptación que han provocado una amplificación de sentimientos producidos en comparación con los libros. Escenas reproducidas con éxito en el momento en que han conseguido transmitir lo que se pretendía y causar el efecto pensado. Es decir, en este aspecto el largometraje no es cien por cien fiel a la obra de Tolkien, pero Jackson y compañía han tenido buen ojo (comparable al de Sauron) no sólo a la hora de escoger qué escenas quitar, sino también en cuanto a qué escenas añadir, algo mucho más difícil de decidir teniendo en cuenta la exigencia de los fans, por un lado, y la exactitud y complejidad que el mundo creado por el autor significan.

momento-cinefilo-el-retorno-del-rey-original

En definitiva, El Retorno del Rey es el final que no se espera y que se quiere de la misma forma. En la saga, el cierre perfecto de una trilogía que lleva al espectador a través de una aventura maravillosa, cuyo final sabemos que tiene que llegar, pero la mera idea de que pueda terminar nos apena. Podrían haber sido más películas, podría haberse dividido más aún la trama tirando un poco más del libro que del guión elaborado. Pero es precisamente ese esmero en la conclusión de la película y en la explicación de las consecuencias que tienen las acciones de los protagonistas en el presente y futuro de la Tierra Media lo que la convierte en una de las películas de ciencia ficción y fantasía más impresionantes de la historia del cine. Un final que nos deja con ganas de muchísimo más, de que nos cuenten todo lo posible sobre cualquier cosa relacionada con este universo, pero que no da pie a la desazón o a los típicos “no lo he entendido”, “no lo pueden dejar ahí” o “me faltan datos”.

Peter Jackson cumple con numerosos objetivos, exigencias y retos que se le planteaban al iniciar una serie de películas de El Señor de los Anillos, hasta el punto de convertirla en una saga amada por la mayoría de cinéfilos, así como por la mayor parte del público que se ha leído las novelas sobre las que se basan los filmes. Sin duda, El Retorno del Rey es el vértice superior de la estrella que se ha ganado el director neozelandés en el Paseo de la Fama de Hollywood por toda su obra cinematográfica.

 Nota final: 9,5/10

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cine y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Especial Tierra Media| El Señor de Los Anillos: El Retorno del Rey (2003)

  1. Arwen dijo:

    ¡Por Frodo! http://i.imgur.com/YfGZEkk.gif

    Me encanta la nota que le habéis puesto. Creo que le hace bastante justicia a esta película, que como habéis dicho, supone un broche de oro para esta gran saga, El señor de los anillos o Sam Gamgee es el puto héroe.
    Por cierto, ¿cuáles son las escenas que no están en el libro?

    Me gusta

  2. Novalive dijo:

    Hola de nuevo Arwen! Y encantados de tenerte por aquí, como siempre ;D Pues mira, escenas como el discurso de Aragorn al final (algo que, personalmente, hizo que me fuera casi imposible dejar de estar boquiabierto hasta que terminó la película) o la intervención de los muertos vivientes en la batalla de Minas Tirith (puesto que estos, en el libro, saldan su deuda peleando en Pelargir, la ciudad portuaria de Gondor a la que llegan Légolas, Aragorn y Gimli en barco antes de llegar a Minas Tirith), ya que en el libro son los Montaraces del Norte, liderados por Aragorn, los que pelean. No te digo ninguna más por si te lees los libros, algo que te recomiendo encarecidamente si te gusta el fantástico universo Tolkien. ¡Nunca es demasiado tarde! ;)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s