Crítica musical: Amplifier (2004), de Amplifier

Una de las bandas más respetadas en el ámbito de la música progresiva europea que comenzó con un álbum capaz de unir la fuerza del rock alternativo con el talento y el cuidado del rock progresivo. Hoy hablamos del álbum debut del grupo que cumple su 10º aniversario, Amplifier (2004), lanzado por la discográfica Music For Nations, sello posteriormente absorbido por Sony. Amplifier fue de los pocos grupos que tenía aún poco público y que Sony permitió que se quedaran en la discográfica, debido al extraordinario recibimiento del álbum por parte de la crítica. Más tarde decidieron distanciarse del sello discográfico americano, pero eso ya es otra historia.

amplifierEl disco homónimo de Amplifier comienza con una definición perfecta de su sonido en las dos primeras canciones ‘Motorhead’ y ‘Airborne’ (siendo ésta última la de mayor duración en el disco). El ambient rock presente en el álbum sigue un camino similar a la que presentan estas dos canciones, fusionándose intermitentemente con guitarras potentes y voces más consistentes, características del rock alternativo.

‘Old Movies’ llega con un toque a lo Radiohead en su intensidad más baja y se mantiene en esa línea de delays, chorus y echos, rompiendo con fuerza más tarde. Al contrario del juego musical que presenta ‘Post Acid Youth’, que pese a ser bastante sencilla y estable, dista del resto del disco haciéndola, quizás, la canción más animada.

Los singles sacan el lado más alternativo de la banda. Pensados para gustar por su dureza en el estilo (algo comprensible, puesto que Music For The Nations era un sello discográfico más enfocado al heavy metal), no representan el sonido del disco en su conjunto. Sin embargo, tanto ‘Neon’ como ‘The Consultancy’ tienen el gancho necesario para que alguien acostumbrado a fiarse de los singles a la hora de escuchar la discografía de un grupo caiga lentamente en los brazos de Amplifier.

El disco termina volviendo a esa intermitencia de la que hablábamos al principio. Después de los estribillos de fuego de ‘One Great Summer’, la banda inglesa nos regala un “cierra los ojos y disfruta” con ‘UFOs’, la última canción del Amplifier. No hay forma más efectiva de terminar un huracán de géneros musicales con un poco de rock ambiental. Una verdadera atmósfera espacial que culmina con un aluvión de palabras e instrumentos furiosos en el último minuto y medio de la canción. Y por si no habíamos tenido suficiente, el disco consta de cuatro bonus tracks que no son para nada música de relleno: el estribillo inesperado de ‘Boomtime’; el ritmo y las baterías de ‘Half Life’; la efímera emoción de ‘Throwaway’, que podía haber sido perfectamente un single más del disco; el solo de guitarra incansable en ‘Glory Electricity’. Esta combinación final a modo de guinda complementaria del pastel convierte a la parte adicional del disco en una escucha obligada.

Como presentación del grupo, Amplifier tuvo muy buen ojo a la hora de componer y crear un estilo tan ambiguo que daba pie a pensar que en la banda podría ocurrir de todo. La esencia del grupo nació con este álbum y sin duda es eso lo que lo hace el preferido de muchos fans. No todas las bandas son capaces de crear una esencia polivalente, arriesgarse con la experimentación y lanzarse a la piscina con su primer disco, y Amplifier siempre podrá presumir de haber tenido un éxito rotundo en ese aspecto.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Música y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s