Crítica de Insidious: Chapter 2

Sra. Lambert, creo que su hijo tiene una habilidad única, un don. Cuando se duerme puede ir a otros lugares, ver cosas. Cosas que ningún ser vivo debe ver. Pero ahora uno de los muertos le ha visto a él”

Josh Lambert (Patrick Wilson) consiguió librarse de este don cuando era niño con la ayuda de Elise Rainier (Lin Shaye) y Carl (Steve Coulter), expertos en actividad paranormal. Ahora, tras haber salvado a su hijo Dalton (Ty Simpkins) del mundo espiritual, Josh se muda a la casa de Lorraine (Bárbara Hershey), su madre, para encontrar la tranquilidad de nuevo con su mujer (Rose Byrne) y sus hijos e intentar pasar página. Pero algo siguió a Josh al mundo de los vivos, algo que nunca debería haber vuelto.

James Wan (Saw y Expediente Warren: The Conjuring) anota un título más a su lista de películas de terror con la secuela de Insidious, repitiendo con Leigh Whannel (Insidious y Saw VII) como guionista. Alejándose del terror gore de Saw, Wan prueba de nuevo con el pánico y los sustos “inesperados” para intentar hacerse un hueco en el cine de terror de calidad. Lamentablemente, el director sigue sin dar con la fórmula adecuada y consigue una buena secuela, pero sin pasar del aceptable como película del género.

En Insidious: Chapter 2, se dinsidious-chapter-2-movie-poster-5an numerosas respuestas a muchos de los hechos acontecidos en Insidious, trabajando muy bien la explicación de escenas que no tenían sentido en un primer momento o que habían creado una idea equivocada en el espectador. Un guión bien planificado para conseguir dicho fin y que nos presenta una nueva idea central fácilmente distinguible. Además, los saltos en el tiempo con escenas de la primera parte ayudan a recordar dónde tenemos que enfocarnos para establecer la relación entre las dos películas.

Si nos fijamos en los diálogos y en los personajes, no encontramos mucha diferencia con Insidious: conversaciones sencillas y cargadas de énfasis emitidas por actores cuya interpretación no es nada que no se haya visto ya en otro film del mismo género. Quizás las actuaciones que más puedan destacar sean las de Rose Byrne y Bárbara Hershey, y no por la expresión de emociones precisamente (todos los personajes tienen el típico tono americano apocalíptico al que los dobladores tienen que adherirse de la misma forma), sino porque son las primeras que sufren la presencia de los espíritus en la casa y tienen más juego a la hora de dar rienda suelta a su papel de mujer asustada. Acabas sintiendo cierta apatía por los personajes porque da la sensación de que estos no aprenden de la experiencia, y siguen prefiriendo investigar por su cuenta sabiendo que no hay nada bueno al final del pasillo, una reacción que dudo que alguien adoptara en la vida real. Creo que eso es lo que añadiría, realismo a las emociones y acciones que adoptan los actores, que se metieran más aún en el papel. Algunas preocupaciones se disfrazan demasiado con el “miedo” que supuestamente tienen los personajes.

1376916189_InsidiousChapter2Trailer1Me parece sin embargo que la película se anota un buen tanto en cuanto a composición fotográfica. Encontramos planos generales y aberrantes que sí consiguen ir en la línea que pretende seguir el director, intimidando más incluso que el suspense previo a algún sobresalto. Si algo destaca en lo que se lleva hecho de esta trilogía es esto sin duda, y lo digo recordando aquel primer plano de Insidious que ponía los pelos como escarpias. También podemos considerar que acierta en cuanto a la iluminación, sin pasarse con el uso de las sombras y de la oscuridad, y centrándose más en un toque azulado que suele acompañar a algunos de los momentos en los que los personajes se encuentran solos, como un punto intermedio del día.

La música también repite, y los violines a lo Hitchcock remasterizado no sólo hacen su entrada triunfal en el título de la película, sino que siguen marcando los compases de la tensión, acelerando poco a poco la escena. Los doblajes son más bien flojos, algunos no consiguen la velocidad de habla de su personaje, hecho que se agrava cuando el personaje mantiene un tono de consternación durante casi toda la película.

Insidious: Chapter 2 no es una buena película de miedo. Como todos los films de este género tiene problemas como la originalidad (una vez más, nos encontramos con un primo lejano del Poltergeist de Tobe Hooper) y cae de lleno en la tentación de escudar el terror de la película en el sobreexplotado método tensión-relax-susto. Por el contrario, actúa como buena secuela y añade un toque más serio a la trama, lo que hace que no nos tomemos la historia a la ligera y mantengamos la atención. El apartado técnico no es malo y la música sigue bien trabajada. ¿Nos sorprenderá gratamente la tercera entrega? Habrá que esperar a que algún director se haga cargo y entonces podremos ir haciéndonos alguna idea. Por el momento, habrá que contentarse con Leigh Whanell como guionista de nuevo, quién no va muy desencaminado al fin y al cabo.

Nota: 5/10

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cine y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Crítica de Insidious: Chapter 2

  1. Desora dijo:

    ¡Muy de acuerdo con el articulo! La película es bastante insulsa y el final deja bastante que desear, aunque es cierto que tiene sus momentos :) ¡Buena crítica!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s