Especial Saga AC: Análisis de Assassin’s Creed: La Hermandad (PS3, Xbox 360, PC)

Dedicamos la tercera entrada de nuestro especial a Assassin’s Creed: La Hermandad, título secuela del sobresaliente Assassin’s Creed II. Y cuando hablamos de secuela, queremos decir secuela directa: el juego empieza justo en el sitio donde dejamos a Ezio, en Roma, más concretamente en el interior de la Capilla Sixtina tras desentrañar sus secretos y vencer a su némesis, Rodrigo Borgia (más conocido como el Papa Alejandro VI). Al jugar a La Hermandad, es fácil llegar a la conclusión de que Ubisoft no quiso arriesgar demasiado con esta entrega, y aprovechó la enorme aceptación de Ezio Auditore entre el público para aplicar una filosofía “si no está roto, no lo arregles” a su nuevo título. Mucho se ha criticado a las dos últimas partes de la trilogía de Ezio (Hermandad y Revelations), e incluso se les ha tachado de constituir poco más que expansiones de Assassin’s Creed II. ¿Cuánto tienen de cierto estas acusaciones? Averiguémoslo. 

Para empezar, cabe destacar que Assassin’s Creed: La Hermandad consigue mantener el nivel previo en lo referente al apartado artístico. Los gráficos experimentaron un ACB-3lavado de cara importante, lo que se traduce en modelos mejor definidos y expresiones faciales mucho más realistas para todos los personajes principales. Los abundantes monumentos romanos son la parte fuerte del título una vez más, y os garantizamos que os quedaréis boquiabiertos la primera vez que veáis (y escaléis) el Coliseo. Roma, si bien no tan bella como Florencia o Venecia (en el Siglo XVI la actual capital de Italia pasaba por una época bastante decadente), es enorme y está llena de actividades, mucho más que sus vecinas italianas lo estuvieron en la anterior aventura de Ezio.

Lo que nos lleva a hablar del segundo protagonista del juego: la propia ciudad de Roma. Tras ser atacado de forma imprevista e inmisericorde por César Borgia (hijo del maestro templario y Papa Rodrigo), Ezio viaja a Roma con el simple objetivo de asesinar tanto al padre como al hijo y terminar así con el reinado de terror de la familia Borgia sobre Roma. La ciudad, totalmente ocupada por las fuerzas de César, se convierte en el campo de batalla donde Ezio libra una guerra abierta contra la familia más corrupta de aquellos tiempos, para lo que deberá llevar a cabo multitud de tareas, cual Hércules moderno, que van desde tomar torres Borgia para liberar distritos enteros de su nociva influencia hasta viajar a otras ciudades en busca de máquinas de guerra infernales inventadas por un cautivo Leonardo Da Vinci y destruirlas junto a los planos que permitieron su creación. Estas misiones, unidas a otras actividades secundarias como explorar las catacumbas de Roma para conseguir una antigua y poderosa armadura o viajar al pasado gracias a ciertos flashbacks que tienen lugar en Florencia, hacen que La Hermandad sea un título realmente extenso, con una duración que varía entre veinte y cuarenta horas dependiendo como siempre de las ganas que tenga el jugador de exprimir todo el jugo que esta obra ofrece…

…Una duración que se veía aumentada aún más con la llegada del modo multijugador, que llegó para quedarse en posteriores entregas. De un modo totalmente inesperado, el PVP que nos proponía este juego reimaginaba el concepto de “todos contra todos”, ya que consiste en una carrera por ver quién consigue la mejor puntuación de manera poco ortodoxa: cada jugador tiene un objetivo que asesinar y un perseguidor que esquivar, y la puntuación es más o menos elevada por cada baja dependiendo del “estilo” con el que se consiga (no es lo mismo una matanza en plena vista tras perseguir a tu presa corriendo por todo el escenario que un asesinato sigiloso, desde un escondite o entre la multitud, como un verdadero assassin). Este modo, bastante entretenido y dinámico, añade una buena cantidad de horas al producto final, lo cual siempre es de agradecer.

assasins-creed-brotherhood

En el multijugador de Assassin’s Creed: La Hermandad eres cazador… y presa.

Pocas novedades nos trajo La Hermandad en el terreno de lo jugable. Un cañón de mano más rápido, un arma sigilosa y mortal como es la ballesta, un sistema de cadena de asesinatos en pleno combate (que seguía el lema de Pringles: cuando haces pop, ya no hay stop) y unos minions de eficacia letal constituyen la totalidad de elementos jugables novedosos en esta entrega que como habréis deducido hacen que la dificultad, materia siempre pendiente en esta saga, sea aún más baja de lo que era en Assassin’s Creed II. Unos requisitos en cada misión, necesarios para completar el juego al 100%, intentan elevar el irrisorio grado de dificultad, pero sólo los jugadores más completistas se verán afectados por estos “objetivos secundarios” tales como completar un puzzle en un tiempo determinado o no perder cierta cantidad de vida en combate.

Gran parte de la culpa de que La Hermandad constituya poco más que un paseo por el parque la tiene la facción que da título al juego: la hermandad de los asesinos. Al ser Ezio el maestro más influyente de Italia, el jugador tiene la opción de reclutar ciudadanos de Roma para la noble y libertadora causa de los asesinos. Estos ciudadanos se sumarán a tu escuadra encantados, y subirán de rango en la hermandad mediante un sistema de misiones por todo el mundo o al ser invocados en combate, lo cual sucede con sólo pulsar un botón. En efecto, cuando todo lo demás falla, Ezio dispone de este último recurso, que provoca que una avalancha de asesinos extremadamente certeros caiga sobre nuestros enemigos y los despachen a una velocidad pasmosa. Si bien puede resultar una estrategia algo rastrera a veces, es innegable que llamar a tus aprendices con una sutil señal y ver cómo masacran a todo grupo de guardias Borgia mientras Ezio sólo sigue caminando da una sensación de poder y épica que pocos juegos consiguen transmitir, y fue un añadido muy celebrado por los fans de la saga (entre los que nos incluimos).

Assassinscreedbrotherhood_BAM

La Hermandad hace que los Borgia aúllen de terror con sólo un gesto de la mano de Ezio.

¿Son estas novedades y extras suficientes para hacer de La Hermandad un juego digno de llevar el nombre de la saga que representa? Nosotros creemos que indudablemente sí. La realidad es que Assassin’s Creed: La Hermandad se erige como una secuela sólida, y sin llegar a suponer un salto tan grande como el que hubo entre AC y ACII, cuenta con el suficiente contenido nuevo y fresco para pasar a la historia como uno de los Assassin’s Creed más cariñosamente recordados por los aficionados acérrimos de la saga. Y vosotros, ¿qué opináis? ¿Queréis volver a acompañar a Ezio en su victoria más aplastante contra la familia más poderosa de Italia? Si la respuesta es afirmativa, La Hermandad es vuestro juego.

Lo mejor

  • Un Ezio más maduro en su mayor aventura hasta la fecha.
  • Todo lo que hizo grande a Assassin’s Creed II, y más.
  • La ciudad de Roma, todo un mundo de secretos que desentrañar.
  • Un modo multijugador divertido y adictivo.
  • La Hermandad de los Asesinos, un grandísimo añadido…

Lo peor

  • … que baja un poco más la ya de por sí escasa dificultad.
  • Pocas novedades en la jugabilidad.
  • El sistema de combate y de parkour ya pedían a gritos un buen lavado de cara.

Nota final: 8,5/10

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Videojuegos y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Especial Saga AC: Análisis de Assassin’s Creed: La Hermandad (PS3, Xbox 360, PC)

  1. Ana de las tejas verdes dijo:

    Gran análisis, y os felicito por la asiduidad con la que actualizáis el blog. Le estáis dando mucha variedad en muy poco tiempo y ya os estáis ganando vuestros primeros incondicionales.
    Cuando terminéis haréis algún tipo de visión general sobre la saga? Y desde vuestro punto de vista, cuál ha sido el protagonista que más os ha gustado? Y cuál creéis que ha sido el juego que más ha aportado a la saga en general?

    Me gusta

    • atarcade dijo:

      ¡Hola!
      Pues sí, cuando terminemos intentaremos hacer alguna síntesis de todo :) desde nuestro punto de vista, creemos que los personajes más interesantes han sido Ezio y Altaïr, y el juego que más ha aportado tiene que ser Assassin’s Creed II por las razones que di en el análisis.
      Gracias por el comentario!! ^^

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s