Especial Saga AC: Análisis de Assassin’s Creed II (PS3, Xbox 360, PC)

Continuamos nuestro especial dedicado a Assassin’s Creed revisando la que para muchos es la mejor entrega de la saga: el genial Assassin’s Creed II. ¿Qué es lo que hizo a este juego tan popular, y lo que hace que hoy día se le tenga en tan alta estima? Esperamos responder a esa pregunta en profundidad con este análisis, pero la respuesta corta es: Assassin’s Creed II es una secuela perfecta. Sí, el segundo título de la saga de los asesinos no sólo supo conservar todos los elementos que hacían de Assassin’s Creed un juego único, sino que además mejoró la primera entrega en todos los aspectos formales y estéticos que dan forma a un videojuego. ¿Que no nos creéis? Vamos a repasarlos, uno por uno: 

Empecemos por la ambientación. Visitar Tierra Santa con Altaïr fue una experiencia muy satisfactoria, pero ahora Ubisoft nos regala un viaje por la Italia del Renacimiento, incluyendo las ciudades de Florencia, Monteriggioni, Forli y la bella Venecia, además de una gran parte de la Toscana y el pueblo de San Gimignano. Y es un auténtico deleite para assassins-creed-florencia-turismola vista el observar las grandes obras arquitectónicas que estas localizaciones guardan: Il Duomo de Florencia; el Puente de Rialto, la Basílica de San Marcos y los canales de Venecia, la ciudadela fortificada y los campos de Forli… todas recreadas con una fidelidad pasmosa y totalmente escalables, tal como fuesen las ciudades de Damasco, Acre y Jerusalén. Este sobresaliente trabajo por parte del equipo de Ubisoft, unido a un apartado gráfico mejorado respecto a su antecesor, hacen de Assassin’s Creed II un juego realmente bello, al que pocos defectos se le pueden sacar en este aspecto, salvo quizás algo de pop-in ocasional debido al gran tamaño de las ciudades.

El sonido también supone un salto de calidad: la música sigue convenciendo, con temas más que memorables como Ezio’s Family y el doblaje es realmente bueno, al igual que en el anterior AC, esta vez con Luis Reina en el papel del protagonista, actor de doblaje de gran renombre en España que ha prestado su voz en múltiples ocasiones para películas y series como Los Simpsons, House o Pesadilla en Elm Street. 

Pero hablemos del protagonista del juego, obviando a Desmond Miles quien repite en su papel de “enlace” entre el jugador y la auténtica estrella del juego: Ezio Auditore da Firenze. Basta con decir que Ezio ha sido protagonista de nada menos que tres entregas de la saga Assassin’s Creed para darse cuenta de que es un personaje muy querido por el público. No sólo su personalidad, sino sobre todo el desarrollo de la misma, que resulta muy humano y creíble, es lo que le otorga ese encanto que le garantizó el papel protagonista en toda una trilogía. Descarado, mujeriego e ingenioso, es innegable que Ezio Auditore es uno de los personajes más carismáticos jamás creados para un videojuego. El equipo de Ubisoft parece estar al tanto de ello, pues con Assassin’s Creed II tomaron un rumbo muy diferente al de la primera parte en lo que respecta a la historia. Mientras que las aventuras de Altaïr fueron narradas dándole más importancia a la guerra entre asesinos y templarios que a la del propio protagonista (poco o nada sabríamos de la vida personal de Altaïr de ser únicamente por su videojuego), en Assassin’s Creed II nos encontramos con que dicha guerra es poco más que un trasfondo para contar la historia de Ezio, un joven italiano que sufre la trágica pérdida de la mayor parte de su familia en una conspiración política que le fuerza al exilio, y busca venganza en el seno de la hermandad de los Asesinos. Esto se traduce en una narrativa dinámica, trepidante y bien hilada, que abarca desde la juventud de Ezio hasta su treintena, lo que permite empatizar con el personaje y seguir sus aventuras y desventuras con un interés que Altaïr nunca consiguió despertar.

La jugabilidad supone quizás el mayor avance respecto al Assassin’s Creed original. Por primera vez en la saga se introdujo la escalada rápida, activada simplemente con pulsar el gatillo de sprint. Ezio se mueve de forma muchísimo más rápida e intuitiva que Altaïr, y Ubisoft escuchó el feedback de los usuarios al darle a nuestro nuevo protagonista la habilidad de nadar. ¡Se terminó el morir patéticamente ahogado tras quince minutos de ejecutar proezas del movimiento urbano! Asimismo, y debido al gran tamaño de los canales de Venecia y su importancia en la ciudad, se introdujeron las góndolas, una vía de escape muy eficaz si Ezio se ve en algún apuro.

18j4sl2sddnhfjpg

El agua dejó de ser un peligro mortal en Assassin’s Creed II

Además, las misiones se desarrollan de un modo mucho más orgánico que en Tierra Santa. Las regiones de Italia siguen siendo un mundo abierto que explorar, con multitud de coleccionables y secretos que descubrir, pero podéis decir adiós al esquema repetitivo de “objetivo-investigación-asesinato” que sufría Altaïr. En esta ocasión acompañaremos a Ezio en una gran variedad de actividades que endulzan la experiencia de juego de manera notable y harán que las veinte horas que dura la historia principal se nos pasen en un suspiro.

Pero las bondades de Assassin’s Creed II no terminan en las mejoras de los aspectos ya presentes en la primera entrega. Ubisoft nos delita en este título con muchísimas novedades inexistentes en la previa aventura que se convertirían en ejemplos a seguir para posteriores obras de la saga, como el sistema de economía, que permitió a su vez ahondar en la progresión del personaje comprando nuevas armaduras y armas (dentro de una gran variedad de clases, desde lanzas hasta hachas, pasando por dagas y martillos de guerra). También dimos la bienvenida a la personalización de las ropas del protagonista, pudiendo cambiar el color de la túnica de asesino e incluso desbloquear nuevos ropajes para Ezio si conseguíamos completar una serie de puzzles en las catacumbas de las ciudades al más puro estilo Prince of Persia. Mención especial, también, a la aparición estelar de la máquina voladora de Leonardo Da Vinci, cuya misión supone uno de los momentos más divertidos y únicos del juego.

assassins-creed-2-e3-oxcgn-4Usaremos la máquina voladora de Leonardo Da Vinci para infiltrarnos en la Basílica.

Por supuesto, Assassin’s Creed II no es un juego perfecto, y tiene fallos que si bien hay que tener en cuenta, no llegan a empañar el resultado final. La IA de los enemigos es bastante mejorable, y siguen empeñados en atacar al protagonista por turnos, lo que hace que masacrar a hordas y hordas de soldados templarios sea una tarea demasiado fácil. De igual manera, el sistema de parkour seguía necesitando mejoras, ya que Ezio adolece de la misma facilidad que Altaïr para errar un salto crucial y terminar defenestrado en una acera cualquiera.

Lo mejor

  • Una cantidad enorme de novedades que hacen de AC II la secuela perfecta.
  • Ezio: el protagonista más carismático de la saga hasta la fecha.
  • Un control mejorado y mucho más dinámico.
  • Las ciudades renacentistas de Venecia y Florencia, recreadas a la perfección.
  • Variedad de actividades y misiones que dan frescura a la experiencia.
  • El aparado visual y sonoro sigue siendo una de las grandes bazas del juego.
  • La personalización de Ezio y el sistema de economía.

Lo peor 

  • Algún que otro fallo gráfico ocasional.
  • IA enemiga muy mejorable.
  • Dificultad demasiado asequible.

Nota final: 9,5/10

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Videojuegos y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Especial Saga AC: Análisis de Assassin’s Creed II (PS3, Xbox 360, PC)

  1. Recuerdo las ganas con las que esperaba el Assassin’s Creed II. Mis primeros minutos de juego me dejaron totalmente enganchado del carismático nuevo personaje de Ezio, que pasó de ser el joven seductor y temerario al Maestro asesino que comprendió que no era más que un mero engranaje para el pasado o para el presente. Nos atrapa con una historia de venganza y descubrimiento personal. A nivel de juego, me encantó la novedosa villa con tus propias mejoras y todo el tema de armamento y armadura, totalmente encantador. Cierto que la IA enemiga era muy mejorable, pero introdujeron muchas mejoras para el combate que me sorprendieron gratamente. También fue la primera aparición de uno de esos ‘dioses’ que nos intrigan hasta querer tirarnos de las barbas y esos intrincados acertijos para conseguir información de la Antigua Civilización. Si me tengo que quedar con algo de este ACII es con el gran sentimiento de mejora, libertad y la gran sensación de pertenecer a una hermandad de asesinos en una época y lugar inmejorables. Clase, elitismo, traición, sangre y de nuevo, un joven al que se le presenta un credo que le abrirá las puertas de la historia: mi gran héroe, Ezio Auditore da Firenze.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s